NOTICIAS

Ciencia, Tecnología y Financiación en REGEMAT 3D

| Medios

Entrevista ofrecida por Blasting Talks al Dr. José Manuel Baena, CEO y fundador de REGEMAT 3D.

Nacimiento del proyecto empresarial: A raíz de la estrecha relación entre el equipo fundador con un amplio rango de equipos de investigación trabajando en el área de biomedicina, en el año 2011 se inicia una importante colaboración con médicos y científicos de referencia en el sector, para trasladar el potencial de las tecnologías de impresión 3D al ámbito clínico. A partir de ese momento, se plantea la necesidad de desarrollar soluciones personalizadas para su aplicación en medicina regenerativa.

Puesta en marcha y desarrollo de tecnologías a medida: Como spin-off de la empresa BRECA Health Care, líder en el desarrollo de dispositivos médicos adaptados a las necesidades de cada paciente, Regemat 3D se funda en el año 2015 trabajando en un proyecto con la Universidad de Granada enfocado a diferenciar células madre mesenquimales obtenidas de la grasa sub-rotuliana hacia células del cartílago (condrocitos). El problema fundamental que se encontraba en esta aplicación, es que al utilizar las tecnologías tradicionales de laboratorio y cultivar las células en dos dimensiones, éstas o bien se morían o perdían su identidad de tejido cartilaginoso. Es entonces cuando se comenzó con el desarrollo de una bioimpresora 3D para imprimir células y conseguir así obtener estructuras biológicas tridimensionales. Esto, suponía nada menos que la antesala a la obtención de tejidos y órganos funcionales.

El desafío inicial: Como toda actividad emprendedora, los obstáculos al principio fueron muchos, tanto desde el punto de vista de recursos tecnológicos, como humanos. Además, la fabricación de una tecnología tan novedosa y revolucionaria como la bioimpresión 3D, supuso importantes retos a nivel de ingeniería, software, mecánica y electrónica. Al mismo tiempo, conseguir la financiación necesaria implicó un elevado esfuerzo para poder contar con el equipo de desarrollo necesario.

Lanzamiento al mercado del producto y contribución en la medicina: Gracias al apoyo de un equipo multidisciplinar de ingenieros, biólogos y empresarios, se consiguió la creación de un sistema de bioimpresión 3D altamente competitivo, integrando tecnologías de última generación. Todo ello, permitió además que evolucionara el estado del arte en equipos de laboratorio hacia un horizonte hasta entonces inexplorado. En la actualidad, estos sistemas son capaces de imprimir todos los tipos celulares presentes en el ser humano, haciendo uso de una amplia gama de hidrogeles (también conocidos como biotintas) tanto de composición natural como sintética.

Aplicaciones: A partir de los cultivos celulares en 3D obtenidos por bioimpresión, se ha logrado descubrir un gran número de utilidades dentro del campo científico, farmacéutico y médico. Entre ellas, se encuentra la generación de modelos tisulares específicos para el estudio de enfermedades y cribado de fármacos, así como constructos biológicos con potencial uso clínico. En relación a lo último, en la actualidad se está trabajando en la regeneración de cartílago y hueso, así como en la fabricación de parches cardíacos o equivalentes de piel. Con la firme intención de llegar a la aplicación clínica, Regemat 3D también desarrolla una gama de biorreactores que permiten procesos de maduración celular, aportando funcionalidad a los tejidos bioimpresos.

Enfoque personalizado: En Regemat 3D creemos en que una aplicación específica requiere soluciones únicas. De ese modo, la actividad de la empresa se basa en considerar a los clientes no como meros usuarios, si no como colaboradores directos. Desde el primer momento que un científico o un médico expone su necesidad, se trabaja mano a mano para proporcionarle una solución completamente a su medida. Por ello, son cada vez son más los equipos de investigación que apuestan por este enfoque personalizado y confían en nosotros, habiendo llegado ya a estar presentes en más de 30 países  y trabajando con más de un centenar de científicos. Lo más importante, es que gracias a esta estrecha colaboración conseguimos resultados con una aplicación totalmente real. 

Expansión internacional: El mercado de la bioimpresión 3D presenta un carácter global en constante crecimiento. Por ello, la empresa siempre ha apostado por la participación en proyectos de I+D+i relacionados con las áreas de terapias avanzadas y medicina regenerativa, así como la creación de puentes entre Ciencia-Universidad-Empresa para el desarrollo hacia la aplicación clínica de los productos y proyectos desarrollados. Por otro lado, las actividades de exportación han constituido una de las principales vías de expansión de la empresa. Las particularidades de cada país han supuesto retos adicionales a la hora de acercar las tecnologías de bioimpresión a grupos internacionales. No obstante, el usuario final constituye un nicho muy definido que cada vez más se está inclinando por un servicio local. Desgraciadamente, a nivel nacional las condiciones de financiación disponibles para sostener la estructura de una empresa biotecnológica como Regemat 3D, son notablemente deficientes.

Implementación de actividades de investigación científica: Regemat 3D centra sus esfuerzos día a día para llegar a ofrecer soluciones directas a los pacientes. Es por ello que en su reciente ampliación de instalaciones, se ha incluido un laboratorio de investigación con el fin de acelerar las aplicaciones de la bioimpresión 3D y desarrollar proyectos propios. El laboratorio se ha equipado con los sistemas y tecnologías más novedosas que la empresa facilita y a él, se han incorporado investigadores de alto nivel para trabajar en proyectos específicos. Concretamente, se están creando modelos 3D para regeneración de médula espinal, la biofabricación de análogos de piel, obtención de formulaciones avanzadas de biomateriales para regeneración de cartílago, hueso y corazón, así como un proyecto desarrollado por un estudiante de doctorado con una beca Marie Curie, centrado en la obtención de implantes con propiedades antimicrobianas. Todo esto supone un gran aporte al conocimiento científico. Además, a través de ello se ofrece a los centros de investigación de cualquier parte del mundo con intención de montar una unidad de biofabricación, la posibilidad de contratar un servicio de «llave en mano» que incluye la integración de equipos y puesta en marcha de la unidad en sus instalaciones de forma totalmente práctica.

Nuevas plataformas digitales: En la era en la que vivimos en la actualidad, la comunicación y la transmisión de información por medios digitales es un factor clave. Tanto el propio fundador como su equipo, son muy activos a la hora de utilizar sitios web y redes sociales para difundir sus conocimientos. Siguiendo esta línea, Regemat 3D ha puesto en marcha una página web en la que se proporcionan todos los componentes, procedimientos y protocolos empleados en la metodología experimental, para que los investigadores puedan avanzar en sus proyectos de bioimpresión e ingeniería de tejidos desde un estado mucho más avanzado. Por último, la empresa colabora directamente con el canal de BioIngeniería disponible en la plataforma de YouTube, donde se publican constantemente vídeos didácticos y explicativos sobre los fundamentos y avances del campo.

Financiación sujeta a la inversión científica y tecnológica en España: Es muy fácil de observar, como una empresa como Regemat 3D se ve importantemente limitada en su crecimiento, debido a las políticas de inversión actuales en nuestro país. En un estudio comparativo de mercado se aprecia como la bioimpresión 3D permite alcanzar unos valores en torno a 1.400 millones de euros previstos para el año 2024. Además, se trata de una industria en la que se van a generar muchos puestos de trabajo durante los próximos años. Por ello, se debe prestar una gran atención a nivel nacional a los avances pioneros. Si España contase con un mercado de valores con mucha más capitalización y facilidad de acceso, se observaría no sólo un crecimiento a nivel de sociedad, si no que supondría además mejorar la calidad de vida de las personas. Es importante que también, dentro de la Unión Europea se planteasen estrategias conjuntas que protejan la variabilidad existente entre sus países en este ámbito, evitando así a las tendencias inestables fruto de los cambios cuatrienales, dado que la ciencia es una carrera de largo recorrido.

Impacto de la pandemia causada por el Coronavirus: La grave situación a la que se han enfrentado las sociedades de todo el mundo debido al impacto por la Covid-19, han dado lugar a importantes reformas en todos los aspectos tanto culturales como económicos. En un escenario de alarma, la ciencia ha jugado un papel crucial para lograr que la vida de todas las personas no se viese afectada, o al menos recuperase su transcurso normal. Dentro de los desarrollos científicos, la creación de modelos de enfermedad que permitiesen tanto obtener un mayor conocimiento sobre la patología, así como el encontrar posibles soluciones terapéuticas, se ha visto enormemente potenciado gracias a la bioimpresión 3D. De ese modo, Regemat 3D pese a haber sufrido las consecuencias directas implicadas por las restricciones, ha experimentado un importante crecimiento orgánico. Esto se ha visto reflejado en sus actividades esenciales, logrando ampliar su plantilla en un 30%. Este equipo no sólo a ha permitido incrementar la facturación hasta la fecha en comparación con el año previo, sino que su implicación en Regemat 3D va más allá de las actividades laborales, valorando por encima de todo el impacto que la tecnología de bioimpresión 3D puede tener en la calidad de vida de las personas.

Ver más noticias

Mantente informado Suscríbete a nuestraNewsletter Recibe las últimas novedades del sector en biofabricación: nuevos lanzamientos, publicaciones científicas, próximos eventos y ofertas especiales